miércoles, 28 de diciembre de 2011

El dolor en el arte de Frida Kahlo...








 Frida Kahlo nace en Coayacán México el 6 de Julio  de 1907-13 de Julio de 1954 hija de un fotógrafo  judío húngaro y madre mexicana de origen español, su vida se vió  marcada por la  poliomilítis que contrajo a temprana edad, a la que siguieron una serie de accidentes , enfermedades y sufrimientos que marcarían su vida y su carrera como pintora.
El aburrimiento que le provocaba su postración la llevó a empezar a pintar todavía en su convalecencia, pintó su primer autorretrato, el primero de una larga serie en la cual expresará los eventos de su vida y sus reacciones emocionales ante los mismos. La mayoría de sus pinturas las realizará estirada en su cama y en el baño. Sin embargo su gran fuerza y energía por vivir le permitieron una importante recuperación.





Aunque se podría decir que Frida Kahlo fue una artista autodidacta, se tendrá que anotar que tomó algunos cursos de arte en la especialidad de grabado pero dado a su condición física tuvo que abandonarlos luego del accidente de tranvia que sufriera a los 19 años, sus primeras incursiones en arte fueron retratos, influenciada por los retratistas mexicanos del siglo XIX sus retratos y autoretratos tenían la característica de llevar una banderita con un leyenda donde escribía la razón y para quién estaba dirigida la obra..





 En 1922 Frida  Kahlo conoció a Diego de Rivera  pintor muralista bastante mayor que ella y este encuentro marcaría  su  destino como mujer y como artista, fue Diego de Rivera quien la alento a seguir pintando luego de observar uno de sus autoretratos y afirmar que tenía talento...contraerían matrimonio tiempo después,  transformandose en una de las más legendarias parejas en el mundo del arte y la política de aquella época.




Aunque el estilo y trabajo de sus pinturas se pueden catalogar como surrealistas, Frida no las consideraba así diciendo...Pinto autoretratos porque estoy mucho tiempo sola y lo único que conozco bien es a mi misma.




El diario de 170 páginas que abarca el periodo de 1944-1954, recoge los pensamientos, poemas y sueños de Frida, al mismo tiempo manifiesta su dolor físico y emocional al saberse traicionada por Diego de Rivera. En su diario rico en imágenes,  esbozos y  numerosos autoretratos Frida nos proporciona su pasión por la vida, la intensidad de  su sufrimiento y su lucha por lo que ella consideró valedero, su combativa y  política militancia.
















 








2 comentarios:

  1. eterna, siempreviva, inspiradora, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Frida por su ejemplo.. fortaleza...y..por su abnegado Amor al Arte...

    ResponderEliminar